Quiénes Somos? > El origen de nuestro trabajo

Un poco de historia

PETISOS es una iniciativa que nació a mediados del año 2002, en forma de proyecto de erradicación de trabajo infantil en el basural de la ciudad de San Carlos de Bariloche. Por ello desde los inicios, nuestras actividades se focalizaron principalmente en la comprensión sobre las dinámicas de incorporación temprana de niños y niñas al mundo laboral.

A partir del trabajo que realizamos desde octubre de 2002, en el basural de la ciudad de San Carlos de Bariloche, pudimos comprobar la existencia de niños y adultos que concurrían diariamente al lugar para procurarse objetos y materiales con valor de comercialización que les ofrecían una opción de trabajo y supervivencia. El objetivo inicial, en ese entonces era realizar un relevamiento de la situación de los chicos del basurero. La primera vista ofrecía un paisaje donde aproximadamente 90 chicos y chicas recuperaban materiales que posteriormente vendían, estas tareas se realizaban sin ninguna medida de seguridad, con poca o nula supervisión de los padres. En el basural, grandes y chicos encontraban la respuesta inmediata a necesidades materiales y de alimentación, y aunque muchos padres eran conscientes del daño en que sus hijos se encontraban, no les era fácil visualizar una salida posible y con el paso del tiempo estas prácticas comenzaron a naturalizarse.

Cronología

2002. Comenzamos el trabajo con el Centro de Derechos Humanos y Ambiente (www.cedha.org.ar) dentro del Basural de Bariloche, ese verano se abre diariamente el “Campamento Público Los Peques”, espacio destinado a la protección de los niños más pequeños. Con este espacio pudimos crear un vínculo de confianza y a partir de ello comenzamos a trabajar en la generación de estrategias de restitución de derechos vulnerados.

2003. El Campamento Los Peques solo abre los fines de semana, se realiza un censo y se comienza la reincorporación a la escolaridad con algunos chicos mayores. La intervención sigue siendo dentro del basural. Fuerte proceso de participación en mesas locales que visibilizan la problemática. La Municipalidad de Bariloche se involucra a través de la Secretaría de Acción Social.

2004. Nace P.E.T.I.S.O.S. – Prevención y erradicación de trabajo infantil SOS – se trabaja en red con la Municipalidad de SCB, el área de Responsabilidad social empresaria de Burco, la Asociación Recicladores de Bariloche. P.E.T.I.S.O.S.  se incorpora a las actividades de la Fundación Gente Nueva. Desde noviembre de 2004 hasta mayo de 2006 se trabajó con chicos y chicas entre 12 y 15 años que crecieron en el basural. Los principales objetivos del proyecto giraban alrededor de tres ejes:

  • La reincorporación al “ciclo de la vida”, dado que estos chicos habían pasado su infancia trabajando en un basural.
  • La desnaturalización del hecho de trabajo infantil por parte de ellos y sus familias
  • La defensa y reivindicación de los derechos vulnerados.

A finales de 2006, el Municipio consideró que los ingresos de los padres habían aumentado y terminó la articulación. Desde ese entonces hasta ahora el proyecto se ha sostenido con las acciones de la sociedad civil en alianza con empresas y otras organizaciones.

En diciembre de 2007 se realiza la movilización del “Cerco humano al Basural”.  Una importante cantidad de vecinos respondieron al llamado de un grupo de entidades sociales que manifestaron su preocupación por la presencia de niños y jóvenes en el vertedero, y convocaron a esta manifestación bajo el lema: “¡No a los chicos en el basural!”. Desafortunadamente, en ese momento la actividad no generó ninguna respuesta de política pública que respondiera al reclamo de la sociedad que se hizo presente en el lugar.

A principios de 2009 se llega incluso a negar la presencia de niños y niñas en la basura, en un día especialmente sensible a la problemática, 12 de junio-Día de erradicación de trabajo infantil-, se presentan en el basural varios periodistas que obtienen testimonios y fotos que comprueban fehacientemente la presencia de niños, niñas y adolescentes en el manto de basura. Unas semanas más tarde se encuentran granadas en el basural, que de hecho explotan en las manos de un joven trabajador de la Asociación Recicladores de Bariloche, un “ex niño trabajador” que concurría al Campamento Público Los Peques. A partir de este hecho se realizó una presentación en articulación con EPADHES ante el poder judicial donde se exponía el caso ante la defensoría de menores.

A fines del 2010 se constituye la FUNDACIÓN PETISOS, el  paso de los años y el conocimiento de la problemática consolidaron nuestra propuesta, que se volvió más compleja y que fue generando un modo de hacer y de pensar distintas actividades junto a niños, niñas y sus familias con la meta de lograr, la restitución de derechos vulnerados, y la promoción de condiciones de dignidad y felicidad para cada niño, niña y su familia. Desde su inicios PETISOS  ha trabajado con aproximadamente 500 niños y niñas trabajadores.